jueves, 3 de enero de 2013

La Serenissima



Existen dos clases de equipos: los puramente ganadores y los que, con cientos de fracasos en su historial, no se conforman con sus resultados; San Marino es otra cosa.

Como nación, San Marino es un microestado de 61 km2 de superficie y menos de 30.000 habitantes; un diminuto país con sólo 1000 futbolistas y una liga complicada y mediocre.

Aunque la Federación Sanmarinense de Fútbol se fundó en 1931, su selección, apodada la Serenissima, no fue reconocida por la FIFA hasta el año 1988. Antes, todos los sanmarinenses constaban como italianos en el registro por su proximidad territorial. Su primer partido internacional, el 14 de noviembre de 1990, se disputó contra Suiza y acabó con una derrota por 0-4. Así comenzó una trayectoria no demasiado exitosa por los terrenos de juego: desde entonces sólo han conseguido una victoria por 0-1 en un amistoso contra Liechtenstein y unos pocos empates contra selecciones como Letonia o el Líbano.

Andy Selva, autor del gol más importante de su selección, es también su figura, su capitán y su máximo goleador histórico, con ocho goles en su cuenta particular. Es un italiano nacionalizado y juega en el Fidene de la Serie D, siendo el único profesional de un equipo que no ha sido todavía pervertido por el dinero y que cuenta en sus filas con informáticos y madereros. Para hacerse una idea de la magnitud de esta selección, basta con decir que la suma del salario de todos sus integrantes no bastaría para cubrir la ficha de ningún jugador de la liga española. El ingeniero de este conjunto es Giampaolo Mazza, un profesor de educación física que no cobra ni un céntimo por sus servicios. El jefe de un equipo que juega por diversión y no por fama ni materialismo, y, por lo tanto, no se amarga en la derrota.

6 comentarios:

  1. También se juega al fútbol para divertirse y no con el único fin de generar dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Y así debería ser siempre, ¿no crees?

      Eliminar
  2. Buen articulo, Nicolas. Yo recuerdo en mi juventud(no es comparable) que jugamos en la liga juvenil de primera en la comunidad y el nivel nuestro era de segunda y flojito. Empatamos un partido y perdimos el rsto destacando un 16-2 en contra. Y mantuvimos la ilusion semana tras semana.
    Coincido con Paco, a veces esto es un juego.

    Te dejo el nuevo hilo. Y si quieres pon el tuyo en el nuevo hilo que en el viejo igual nolo lee nadie,
    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2013/01/la-paz-empieza-nunca.html

    ResponderEliminar
  3. Me parece bien que dediques un artículo al fútbol de San Marino , ¿ saldrá alguna vez un jugador como figura de san marino ?
    Saludos ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que sí dentro de un tiempo. ¡Ya veremos!

      Eliminar
  4. Me gustan este tipo de selecciones. Me acuerdo de aquellas goleadas que le metió España. saludos!! http://elblogdebruno1.blogspot.com

    ResponderEliminar